Make your own free website on Tripod.com

 

La Biblioteca Perdida de Phantasia
PrincipalAnillosBannersComentariosEnlacesLibro de visitas
Akai
Azur

Jost
Koji
Latin_D
 

Derramé Lágrimas Especial

Versión alternativa

un fanfic de Ranma ½
por Koji

Ranma ½ y personajes mencionados en este texto son Copyright © Rumiko Takahashi


Me había despedido de una de mis compañeras antes de partir a casa. Por supuesto, ella me tenía mucho respeto, y me hablaba muy recatadamente cuando conversábamos. Igual que como sucedía con todo el resto de mis amigas en la escuela. Era el miedo que yo les provocaba.

Llegué a mi casa, sabiendo que mi hermano estaría ya en la mansión. En su escuela, él sale unos pocos minutos antes que yo de Saint Hebereke, lo que me permite el lujo de llegar a un hogar cálido, a veces incluso con la cena en la mesa.

Pero ese día estaba muy cansada como para fijarme en pequeñeces. Supongo que fue el entrenamiento, más duro que de costumbre. Por eso, apenas saludé a Tatewaki y a Sasuke, subí a mi cuarto.

Dejé mi listón sobre la cama, y me senté en ella. Deslicé por los hombros y hacia abajo mi ropa de gimnasia, hasta que me libré completamente de ella. La dejé en el suelo, y no me preocupé siquiera por la ropa interior; nada más me acosté sobre la cama y me relajé, dejando al cansancio conducirme por los confines de mi mente.

Era mi momento preferido. Mientras me voy durmiendo, justo cuando no puedo distinguir entre el sueño y la realidad. Lo disfrutaba todas las noches, y cada vez intentaba que durara más, sin querer dejar escapar mi conciencia. Lo peor era cuando ellos, los hombres blancos, me visitaban, y eso pasaba siempre que me dormía, no sé por qué, pero me hacían cosas que no me agradaban...

En un momento, creo que comencé a dormirme. No supe cómo fue, pero seguía despierta, aunque no lo estaba. Y mi cuerpo hizo un estallido mudo, saltó y se expandió alrededor de todo el Mundo, y a todo el Mundo yo podía sentir en ese instante. Un ataque de sensaciones me golpeó, porque no podía controlarlo, no podía dejar de pensar en todo, hasta un momento, en que al fin enfoqué.

Tatewaki. Pobrecillo, sentía preocupación por la pelea del otro día, y no sabía que todo era mi culpa realmente. Pero no estaba enojado, tal como me ocurría a mí. Parecía que esas peleas eran... cosa de hermanos.

Mi Ranma-sama, siempre tan tierno. Lo amo, creo que desde siempre. Aunque, no sé por qué, pero algo raro tienen él y otra persona, parece que Akane. La odio por estar unida a Ranma. Hasta parecen una sola persona.

Y había otra cosa ahí, en Ranma, algo extraño, indescifrable, complejo... Una maldición, un gatillo, un síntoma latente. Tuve miedo, porque era algo distinto. Y no supe qué.

Me tranquilicé. Ranma sabía todo sobre eso, y sólo era yo la tonta que no. Ranma es tan inteligente; nada lo puede tomar por sorpresa. Y se sentía feliz, aún con ese mal dentro suyo, aún con los problemas que tenía. Era un fulgor desafiando a la oscuridad imperante.

Entonces, me di cuenta. En parte, yo era esa oscuridad. Era un obstáculo para el desarrollo de la verdadera grandeza de Ranma. Era algo indeseado, pero siempre presente.

Todas mis rivales por el corazón de mi Ranma-sama fueron más dignas que yo. Porque yo siempre estuve tan encerrada, fui tan terriblemente sorda, que no comprendía que yo no era lo que Ranma realmente quería, que ni mil ramos de rosas lo harían feliz, y mucho menos cuando se trataba de flores con gas. Porque así hice yo; intenté robarme a Ranma, pensando que sólo era lo exterior aquello que contaba al final, sin darme cuenta de que, muy dentro de mí, siempre supe que era el bienestar de Ranma el que me importaba. Pero esas paredes de mi mentira enclaustraban la verdad.

Entonces, doctor, yo desperté. Pero no desperté como lo que era antes de acostarme, sino que desperté realmente desnuda, vulnerable, friolenta. Y no fui lo suficientemente fuerte, doctor, porque todas esas paredes se vinieron abajo, y cayeron sobre mí. Lloré, doctor. Derramé lágrimas.

 

Fin


Notas del Autor: Esta nueva versión de Derramé Lágrimas fue originalmente pensada para aparecer en otro sitio web, uno que planeaban mis amigos TheBurpMan, Montalve y Zaffron conmigo. Por, er, razones especiales, el proyecto se deshizo, y yo me quedé con un fic inédito en las manos.

¡Versión especial dedicada a Burp, Mont y Zaf: los ex-académicos!

 

 
Old Gray WolfDiseño y actualizaciones © 2001. Todos los derechos reservados.
Webmasters: Larry W. Fontenot y David Menéndez
Ultima actualización:  16/12/01